Un mazo está sobre un escritorio frente a una estantería.

available in: English Español

La responsabilidad del local es un concepto legal en los casos de lesiones personales en los que la lesión fue el resultado de una condición insegura o defectuosa en la propiedad de otra persona. En la mayoría de los casos, la responsabilidad del local involucra a los propietarios de viviendas y sus invitados, a los compradores de un centro comercial que se lastimaron debido a un piso mojado sin señalización, o a otras situaciones similares.

Sin embargo, la mayoría de los individuos no se dan cuenta de que si ellos, como inquilinos, se lesionan en una propiedad residencial, el propietario también puede ser considerado responsable. En estos casos, debe probarse que la acción u omisión del propietario contribuyó de algún modo a las lesiones.

En este artículo, los profesionales abogados de responsabilidad del local de Hernandez Law Group, P.C. se han tomado el tiempo de analizar qué situaciones podrían dar lugar a que su arrendador sea considerado responsable de las lesiones que usted o su invitado sufran cuando estén en la propiedad alquilada.

¿Cuándo se Considera que un Arrendador es Negligente?

La negligencia se define como el hecho de no comportarse con el nivel de cuidado que alguien con una prudencia ordinaria habría ejercido en las mismas circunstancias. De acuerdo con esta definición, se considera que un propietario es negligente y responsable de las lesiones de un inquilino o de su invitado si se puede demostrar que sus acciones o su falta de acción pueden estar directamente relacionadas con el accidente y las lesiones de la víctima. En un caso de daños personales y de responsabilidad del local, estas acciones u omisiones pueden ser como las siguientes:

El Arrendador no se Hizo Cargo de una Condición Peligrosa

Los propietarios son responsables de garantizar que la propiedad que alquilan es razonablemente segura para sus inquilinos y para cualquier invitado que entre en la propiedad. Por ejemplo, si las escaleras tienen una barandilla rota, por ley, el propietario está obligado a arreglar este problema lo antes posible, ya que la barandilla rota supone un mayor riesgo de que una persona se caiga al subir o bajar los escalones. Si el inquilino u otra persona se lesiona por culpa de la barandilla rota, el propietario puede ser considerado responsable por no haberla arreglado y hecho segura.

El Arrendador Conocía un Riesgo o Peligro Oculto Pero no lo Notificó ni Actuó

Si el propietario sabe que hay un peligro oculto en la vivienda, como que los suelos están desnivelados o que hay una puerta oculta al sótano bajo una alfombra, también debe informar al inquilino de este hecho. Sin embargo, si el propietario se negó a informar al inquilino del peligro oculto o no rectificó el problema antes de que el inquilino se mudara y se lesionara, el propietario puede ser considerado responsable de los daños y gastos médicos derivados del accidente.

El Accidente era Previsible

 Un mazo en un escritorio con una escala legal.

Hay algunas circunstancias complicadas que rodean los casos de responsabilidad de locales. Por ejemplo, los propietarios son responsables de encargarse de las reparaciones de los problemas que pueden causar lesiones a una persona, como una barandilla rota en las escaleras.

En estos casos, el propietario tiene dos opciones. Puede advertir al inquilino del peligro potencial, por ejemplo, advirtiéndole de la rotura de la barandilla e indicándole que utilice una ruta diferente para salir de la vivienda mientras espera las reparaciones, o pueden encargarse de las reparaciones o tomar medidas para evitar las lesiones.

Sin embargo, hay algunos casos en los que el propietario no ha podido prever que un problema en la vivienda, como el descascaramiento de la pintura de una puerta, podría causar lesiones. Si ese problema imprevisto provocó de alguna manera una lesión, lo más probable es que el propietario no sea responsable en ese caso.

En el caso del ejemplo en el que la pintura se descascara de una puerta, esto se debe a que no había forma de que un individuo razonable pudiera relacionar una puerta con pintura descascarada con un accidente a punto de ocurrir.

El Costo y la Viabilidad de la Reparación Eran Razonables para Evitar el Peligro

La ley del Estado de Texas responsabiliza a los propietarios de mantener sus propiedades para evitar un accidente que pueda causar lesiones a los inquilinos e invitados. Los tribunales no dudarán en responsabilizar a un propietario cuando éste no realice una reparación a un precio razonable para eliminar o disminuir una condición peligrosa en una propiedad.

Por ejemplo, si un propietario es consciente de que hay un desnivel en el patio o un suelo irregular en la vivienda, puede pintar una raya o colocar una señal que advierta a los inquilinos y huéspedes del peligro. Esto sería suficiente, especialmente si los costos de reparación para arreglar el problema son muy elevados.

Sin embargo, si el arrendador no toma ninguna medida y se produce un accidente, se le considerará responsable porque el riesgo de daño supera la carga de hacer la reparación o advertir al inquilino del peligro.

El Arrendador Comprendió la Probabilidad de Lesiones Graves

En algunas circunstancias, como un agujero en el techo, el tribunal responsabilizaría al propietario de hacer la reparación lo antes posible, ya que existe un riesgo importante de lesiones graves o mortales.

En el caso de un agujero en el techo, el propietario es responsable de enviar a un profesional para que repare los daños lo antes posible. Además, deben asegurarse de que la zona afectada, que puede ser toda la casa, quede delimitada hasta que la zona pueda ser segura para los inquilinos y sus invitados. También se puede exigir al propietario que proporcione un alojamiento temporal al inquilino hasta que se resuelva el problema.

El Propietario no Tomó Medidas Razonables para Evitar un Accidente

Es importante tener en cuenta que los propietarios no son responsables de tomar siempre medidas drásticas para proteger a los inquilinos de cualquier condición que pueda suponer un riesgo. En cambio, los propietarios sólo son responsables de los riesgos que puedan causar un daño importante al inquilino. Esto también se conoce como cuidado razonable.

El cuidado razonable es un término que se utiliza para describir la cantidad de cuidado que un propietario promedio y competente utilizaría cuando se enfrenta a una circunstancia similar. Esto podría incluir el arreglo de un escalón o barandilla rotos en las escaleras, el arreglo de una tabla del suelo suelta en el interior de la vivienda que podría dar lugar a un accidente por tropiezo grave, o la garantía de que al techo se le brinda mantenimiento regular para proteger la vivienda.

Los propietarios que revisan regularmente sus viviendas y realizan inspecciones minuciosas y no vieron un posible problema hasta que se produjo un accidente podrían demostrar con éxito que cumplieron su obligación de mantener al inquilino razonablemente seguro. La escalera podría haberse roto en ese momento o poco después de la inspección. En estos casos, es importante contar con un abogado especializado en responsabilidad civil de los locales para que le ayude a manejar esta situación.

¿Qué Debo Hacer si Estoy Involucrado en un Accidente en una Propiedad Alquilada?

 Un SUV blanco entrando en el garaje de una casa

Si usted o un ser querido se ha lesionado en una vivienda de alquiler y cree que las lesiones podrían haberse evitado si el propietario hubiera actuado con más cuidado, debe seguir los siguientes pasos:

  1. Busque atención médica inmediatamente después de su accidente. Esto asegurará que cualquier lesión que haya sufrido sea tratada y atendida adecuadamente, a la vez que se documenta. Esta documentación puede utilizarse posteriormente en un tribunal para demostrar el alcance de sus lesiones.
  2. Informe del accidente al propietario o al administrador de la propiedad. Deberá asegurarse de obtener una copia del informe del incidente, ya que también puede utilizarse en un tribunal.
  3. Tome fotos del lugar donde ocurrió el accidente. Asegúrese de que todas sus fotos estén marcadas con la fecha y la hora. Aquellas que no lo tengan pueden ser eliminadas de las pruebas, ya que podrían considerarse ficticias o falsificadas.
  4. Si hubo testigos del accidente, obtenga sus datos de contacto. Los testigos ayudarán a tener una imagen más clara de lo sucedido, lo que es muy útil para su demanda.
  5. Llame a un abogado con experiencia en lesiones personales. Si usted se lesionó en el área de DFW Metroplex, Amarillo o Abilene, entonces sus abogados de confianza son el equipo de Hernandez Law Group, P.C.

¿Necesita un Equipo que le Ayude con su Caso de Responsabilidad del Local?

En Hernandez Law Group, P.C. entendemos la dificultad de lidiar con un caso de lesiones personales. No sólo está tratando de resolver el caos que supone enfrentarse a su lesión, sino que también está preocupado por proteger a su familia durante estos momentos difíciles.

Hernandez Law Group, P.C. se dedica a dar voz a aquellos que buscan obtener una compensación de la parte negligente. Ya sea un propietario, un conductor ebrio o un fabricante negligente, nuestro equipo se compromete a llevar su caso a un resultado justo. Comuníquese hoy mismo con nuestro equipo para obtener más información sobre nuestros servicios o para programar una consulta con uno de nuestros abogados profesionales.