Muestra de piso mojado frente a una piscina.

available in: English Español

Accidentes en Piscinas

Los accidentes en piscinas son una de las causas más comunes de muerte infantil. Las piscinas también son el lugar donde ocurren miles de lesiones y muertes de adultos cada año. Desafortunadamente, en muchos casos, estos accidentes podrían evitarse si no fuera por la negligencia del propietario de la piscina.

Si usted o un ser querido resultó herido o falleció en un accidente en una piscina, comuníquese con los abogados de lesiones personales de Hernandez Law Group, P.C. Este tipo de accidentes pueden generar miles de dólares en facturas médicas, sueldos perdidos y, potencialmente, costos funerarios. Usted merece una compensación por estos costos, así como por su dolor y sufrimiento, además de otros daños. Contáctenos hoy para una consulta gratuita para su caso.

¿Cuáles Son las Responsabilidades Legales de Ser Propietario de una Piscina?

El propietario de una piscina es legalmente responsable de tomar ciertas medidas para mantener la seguridad de las personas dentro y alrededor de su piscina. Esto se conoce como un deber de cuidado, y el nivel de cuidado que el propietario de la piscina debe depende de si es propietario de una piscina residencial o de una comercial.

En los casos de responsabilidad del local, los visitantes de una propiedad suelen clasificarse como invitados o personas autorizadas. Un huésped en una piscina comercial, como la piscina de un hotel, es considerado un invitado. Los propietarios de piscinas comerciales son responsables de tomar medidas para evitar que ocurran accidentes. Por ejemplo, un ladrillo suelto al lado de la piscina podría moverse potencialmente bajo el pie de una persona, causando que caiga dentro de la piscina y se lastime. El propietario de la piscina sería responsable de encontrar el ladrillo suelto de manera oportuna y arreglarlo antes de que pueda causar lesiones a alguien.

Un huésped en una piscina residencial, por otro lado, sería considerado una persona autorizada. A las personas autorizadas se les debe un deber de cuidado menor. El propietario de una piscina residencial sería responsable de advertir a los huéspedes sobre los ladrillos sueltos que rodean la piscina, pero el propietario de la piscina no tendría que arreglar los ladrillos para evitar responsabilidades. En otras palabras, la responsabilidad legal del propietario de una piscina residencial para con sus huéspedes se limita a advertirles de las condiciones peligrosas, no necesariamente a hacer que las arreglen.

Tanto los propietarios de piscinas residenciales como las comerciales también son responsables de mantener sus piscinas delimitadas con una cerca. Esto se debe a que no se puede esperar que los niños tengan las habilidades de razonamiento para evitar deambular en una piscina. La cerca de la piscina debe estar siempre en su lugar y en buenas condiciones para evitar lesiones a los niños.

Estadísticas de Accidentes en Piscinas

¿Cuáles son Algunos de los Peligros de las Piscinas?

Los ahogamientos y lesiones en las piscinas pueden tener múltiples causas. Por supuesto, no ser un nadador hábil es una de las causas más comunes de ahogamiento. Sumergirse en una piscina muy poco profunda puede causar traumatismos craneales y cerebrales graves, así como ahogamiento si el individuo queda inconsciente.

Una causa muy común de lesiones graves en piscinas es la falta de cubiertas de drenaje. Los desagües descubiertos pueden atrapar las extremidades, lo que puede provocar fracturas de huesos y otras lesiones. Otro peligro potencial de las piscinas son los productos químicos desequilibrados, especialmente el cloro. Si los niveles de cloro en una piscina son demasiado altos, puede provocar quemaduras químicas.

Un peligro oculto que ha ido en aumento últimamente es la propagación de infecciones y enfermedades en las piscinas. Los nadadores deben evitar nadar mientras están enfermos y los propietarios de piscinas deben mantener sus piscinas limpias para evitar que esto suceda.

Formas de Prevenir Accidentes en las Piscinas

Hay algunas medidas que usted puede tomar para prevenir accidentes y ahogamientos en una piscina:

  • Coloque una cerca alrededor del área de su piscina. Si su piscina no está cercada, puede hacer que sea fácil para los niños acercarse y caer en ella.
  • No deje a los niños sin supervisión. Vigile a los niños usted mismo o asegúrese de que sean supervisados adecuadamente mientras nadan en la piscina.
  • Asegúrese de que los niños estén usando dispositivos de flotación si no saben nadar. Incluso si usted los está vigilando, los niños pueden lesionarse con facilidad en una piscina si no son buenos nadadores.
  • No deje que nadie nade mientras esté bajo los efectos del alcohol. Nadar en estado de embriaguez puede ser tan peligroso como conducir en estado de embriaguez.

Abogado de Lesiones en Piscinas – Abilene, Amarillo, y Dallas

Los propietarios de piscinas negligentes son demasiado comunes hoy en día. Si usted o un ser querido sufrió lesiones graves como resultado de la negligencia del propietario de una piscina, comuníquese con los abogados experimentados en responsabilidad civil de Hernandez Law Group. Sabemos lo traumático que puede ser ver a alguien ahogarse o casi ahogarse uno mismo. Usted merece una compensación por este trauma y por cualquier gasto que resulte del accidente.

Juan Hernandez es un abogado experimentado que forma parte del 2 % de los abogados de Texas certificados para practicar la ley de lesiones personales. Contáctenos hoy para programar una consulta gratuita en nuestras oficinas de Dallas, Abilene o Amarillo.

Llama a nuestras oficinas hoy para una consulta gratis a

1-800-444-8810 | Local 972-235-4444