Un automóvil ha chocado con la parte trasera de un autobús escolar.

available in: English Español

Abogado de lesiones por accidente de autobús

A pesar de que muchas de las demandas por lesiones personales involucran una colisión entre automóviles, los accidentes de autobús son a menudo mucho más devastadores debido al mayor tamaño del vehículo y a la mayor capacidad de pasajeros. Y, desafortunadamente, el número de accidentes fatales de autobús ha aumentado significativamente en los últimos años: en 2017 hubo un aumento del nueve por ciento en el número de camiones y autobuses grandes que estuvieron involucrados en accidentes fatales.

Tanto los pasajeros a bordo de un autobús como los que se encuentran en el exterior pueden resultar heridos debido a la negligencia de un conductor o de una compañía de autobuses. Los niños son los más propensos a sufrir lesiones graves y traumas, ya que los autobuses escolares tienen un alto índice de accidentes. Como uno de solo el dos por ciento de los abogados que están certificados por la Junta de Especialización Legal de Texas para practicar la ley de lesiones personales, Juan Hernandez de Hernandez Law Group, P.C. es un experto en el litigio de varios tipos de casos de accidentes automovilísticos. Contáctenos si usted o su hijo resultó lesionado en un accidente de transporte público o de autobús escolar.

Causas comunes de los accidentes de autobús

Cada accidente es diferente, pero al igual que los accidentes automovilísticos, los accidentes de autobús a menudo se pueden atribuir a unas cuantas causas comunes. Estas incluyen:

1. Fatiga del conductor o infracciones de las horas de servicio

La ley federal tiene reglas estrictas con respecto al número de horas que un conductor de autobús comercial puede pasar al volante en un día. Los estudios han demostrado que hay una fuerte disminución en el tiempo de reacción y atención cuando una persona pasa demasiado tiempo conduciendo. Sin embargo, algunos conductores de autobús pueden eludir estas leyes de horas de servicio en un intento de aumentar su pago.

Algunas compañías de autobuses y camiones han comenzado a instalar dispositivos de advertencia de fatiga en sus vehículos de flota. Estos dispositivos vigilan de cerca al conductor y pueden activar una alarma de advertencia tan pronto como el conductor comience a parpadear con demasiada frecuencia o a cerrar los ojos durante períodos prolongados. Pero estos dispositivos pueden ser caros y aún no son muy comunes.

Los conductores de autobuses escolares también pueden fatigarse, sobre todo si tienen rutas largas o tienen que hacer un viaje largo hasta un lugar lejano para hacer una excursión. Esto es increíblemente peligroso y puede llevar a que los niños a bordo resulten lesionados.

2. Exceso de velocidad

Los conductores de autobuses a menudo tienen un horario apretado y pueden sufrir retrasos que escapan a su control (como el clima, el tráfico y los cierres inesperados de las carreteras). Por lo tanto, es más probable que los conductores vayan a exceso de velocidad. Sin embargo, debido a que los autobuses requieren mucha más potencia de frenado para detenerse que otros vehículos de pasajeros, el exceso de velocidad en los autobuses puede representar un grave peligro, sobre todo en el tráfico congestionado, en el que los vehículos pueden pasar rápidamente de la velocidad de la carretera a la de parada total. Esto hace que los autobuses tengan más probabilidades de verse involucrados en colisiones traseras graves en las que la velocidad excesiva es un factor.

Algunos autobuses están equipados con monitores de velocidad que impiden que el autobús viaje a una velocidad predeterminada. Pero estos monitores no suelen funcionar bien en autobuses con rutas que los mantienen dentro de los límites de la ciudad. Y, al igual que los sensores de fatiga, pueden ser caros y no siempre se utilizan en flotas grandes.

3. Interrupción de Pasajeros

Conducir distraído aumenta enormemente el riesgo de verse involucrado en un accidente. Este problema generalmente involucra a los teléfonos celulares, pero otro tipo de distracción es común en los autobuses: las interrupciones de los pasajeros. Desde una emergencia médica hasta una pelea a puñetazos en la parte trasera del autobús, los conductores a menudo tienen su atención dividida mientras necesitan mantener la atención en la carretera frente a ellos. Esto es especialmente común en los autobuses escolares, donde los niños suelen ser revoltosos.

Debido a que los conductores de autobuses tienen un deber de cuidado con sus pasajeros, estos deben tener las reglas de los pasajeros de manera clara y visible. Y, si un pasajero comienza a convertirse en un problema, el conductor del autobús debe intervenir tan pronto como sea posible para expulsar al infractor o emitir una advertencia severa. Esto puede prevenir lesiones a otros pasajeros mientras permite que el conductor realice sus tareas sin distracciones.

4. Conducir bajo la influencia del alcohol/drogas

Un automóvil ha chocado por detrás con un autobús comercial.Conducir bajo la influencia del alcohol/drogas es increíblemente peligroso. Reduce los tiempos de reacción, lo que es especialmente peligroso cuando se conduce un vehículo grande que tarda más tiempo en detenerse. Cuando un conductor de autobús sale a la calle bajo la influencia del alcohol/drogas, pone en riesgo a sus pasajeros, a otros conductores y a los peatones.

Un conductor de autobús escolar que conduce bajo los efectos del alcohol/drogas es especialmente peligroso. Como a menudo conducen por las escuelas, tienen que tener cuidado de no arrollar a los niños. Un niño que se lanza a la carretera corre mayor riesgo de ser atropellado cuando el conductor del autobús tiene un tiempo de reacción más lento.

¿Los autobuses son más peligrosos que los coches?

La “cultura del automóvil” de Estados Unidos y el gran volumen de millas recorridas cada año hacen que los autobuses sean estadísticamente más seguros que los coches. Debido a que cada año hay menos personas que viajan en autobús que en automóvil, y debido a que los conductores de autobús tienden a ser más experimentados que el conductor de automóvil promedio, los autobuses no se ven involucrados en tantas colisiones fatales como otros vehículos.

Sin embargo, cuando ocurre un accidente, estar dentro de un autobús (o ser atropellado por un autobús) puede ser mucho más riesgoso que ser atropellado por un automóvil. Los autobuses no tienen los mecanismos de seguridad de muchos automóviles modernos (como cinturones de seguridad, bolsas de aire y sensores de respaldo) y son mucho más pesados que los automóviles. Y si los pasajeros dentro de un autobús entran en pánico después de un accidente e intentan llegar a las salidas a toda prisa, pueden causar más lesiones a otros pasajeros en el interior. En Hernandez Law Group, P.C., tenemos años de experiencia investigando accidentes de vehículos, determinando la causa exacta de la lesión y señalando a la parte (o partes) responsable en última instancia de los daños.

¿Qué responsabilidades tienen los conductores de autobús?

Los conductores de automóviles tienen un deber general de cuidado con los demás conductores en la carretera, así como con los peatones, para manejar su vehículo de manera segura. Pero los conductores de autobuses, como transportistas comunes, tienen un deber muy alto con sus pasajeros: el deber de llevarlos con seguridad a su destino. Debido a que los conductores de autobús asumen la responsabilidad de transportar a otros, a cambio de una remuneración, tienen un mayor deber de cuidar a sus pasajeros de lo que lo harían si solo se estuvieran transportando a sí mismos.

Comuníquese con un abogado después de un accidente de autobús

Si usted ha resultado lesionado en un accidente de autobús, debe buscar tratamiento médico y seguir las recomendaciones del médico. También es importante contactar a un abogado con experiencia en lesiones personales antes de hablar con las compañías de seguros. Los abogados de Hernandez Law Group se asegurarán de que las compañías de seguros no lo manipulen o lo convenzan de que tome un acuerdo más bajo del que usted se merece. Lucharemos por sus derechos y nos aseguraremos de que reciba la compensación que se merece.

Los abogados experimentados en accidentes automovilísticos de Hernandez Law Group, P.C. pueden ayudarle a decidir los siguientes pasos. Contáctenos para programar su consulta gratuita y sin compromiso o visite nuestro sitio web para obtener más información sobre los servicios que ofrecemos.

Llama a nuestras oficinas hoy para una consulta gratis a

1-800-444-8810 | Local 972-235-4444