Un mazo en un escritorio.

available in: Español English

Cuando la mayoría de las personas piensan en lesiones personales, a menudo piensan en accidentes de auto, accidentes de resbalones y caídas, y responsabilidad del producto. Sin embargo, uno de los más importantes y a menudo pasados por alto tipos de lesiones que pueden recibir una indemnización si ocurrieron a causa de la negligencia de un tercero son las lesiones por quemaduras.

Las quemaduras graves pueden provocar daños permanentes, desfiguración y limitaciones físicas de por vida que pueden alterar por completo las actividades cotidianas de las personas. Junto con estas cicatrices físicas, también puede haber un trauma emocional por el accidente y el proceso de recuperación, lo que dificulta el disfrute o la participación en actividades normales.

Si sufre una lesión por quemadura, ya sea por un accidente de resbalones y caídas en el lugar de trabajo, una quemadura química en un campo petrolero o un producto defectuoso, necesita contar con un abogado profesional de lesiones personales que le ayude a reclamar la indemnización que merece. Aquí tiene más información de sus abogados de confianza especializados en lesiones personales de Hernandez Law Group, P.C. sobre los diferentes grados de lesiones por quemaduras y cómo nuestro equipo puede ayudar.

¿Qué es una Lesión por Quemadura?

Las quemaduras son lesiones que causan daños graves en la piel y que provocan la muerte de las células cutáneas afectadas. Mientras que las personas que sufren quemaduras leves pueden recuperarse sin apenas tratamiento médico, las quemaduras más graves requieren una intervención médica inmediata para evitar complicaciones graves o, en el peor de los casos, la muerte.

¿Cuáles son los Diferentes Grados de las Lesiones por Quemaduras?

Las lesiones por quemaduras se dividen en tres tipos diferentes: quemaduras de primero, segundo y tercer grado. El grado de la quemadura lo determina la gravedad del daño producido en la piel, siendo el primer grado el más leve y el tercer grado el más grave. Aquí se desglosan los diferentes tipos de quemaduras:

Quemaduras de Primer Grado:

Las quemaduras de primer grado son las que tienen un daño mínimo en la piel. Estas quemaduras también se conocen como “quemaduras superficiales”, ya que sólo afectan a la capa más externa de la piel. Los síntomas de las quemaduras de primer grado son los siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Inflamación o hinchazón menores
  • Dolor
  • Piel seca y descamada que se produce cuando la quemadura se cura

Las quemaduras de primer grado suelen resolverse por sí solas al cabo de 7 a 10 días y no suelen dejar cicatrices, ya que las células cutáneas afectadas se desprenden y son reemplazadas. Si la quemadura está muy extendida o se encuentra cerca de la cara o de una articulación importante, se recomienda acudir al médico para asegurarse de que no hay ningún otro daño.

Cómo tratar una quemadura de primer grado

Las quemaduras de primer grado suelen poder tratarse con remedios caseros. Estos tratamientos son:

  • Sumergir la herida en agua fría durante cinco minutos o más
  • Tomar medicamentos para aliviar el dolor, como el paracetamol o el ibuprofeno
  • Aplicar un anestésico con un agente refrescante como el gel o la crema de aloe vera para calmar la piel afectada
  • Utilizar una pomada antibiótica junto con una gasa suelta para proteger la zona afectada y evitar que se infecte

Es importante tener en cuenta que los siguientes tratamientos están muy desaconsejados, ya que pueden empeorar el daño de la quemadura:

  • No utilice hielo como agente refrigerante
  • No aplique bolitas de algodón sobre la quemadura, ya que las fibras pueden atascarse en la piel y aumentar las posibilidades de infección
  • No utilice mantequilla ni huevos, ya que son ineficaces y pueden aumentar el riesgo de infección

Quemaduras de segundo grado

Las quemaduras de segundo grado presentan daños más extensos que las de primer grado, ya que el daño va más allá de la capa superior de la piel. Este tipo de quemadura suele caracterizarse por la formación de ampollas en la piel y el dolor extremo que la acompaña.

Las ampollas de las quemaduras de segundo grado pueden abrirse, haciendo que la zona afectada parezca húmeda. A medida que la quemadura se cura, se desarrollará una capa gruesa y suave de tejido similar a una costra sobre la herida, que protegerá la piel en proceso de curación. Es muy importante mantener la zona afectada lo más limpia posible para evitar infecciones. Esto suele incluir cubrir la zona con un vendaje.

Las quemaduras de segundo grado suelen tardar entre dos y tres semanas en curarse, aunque los casos más graves pueden tardar más. Aunque las cicatrices no son habituales, puede producirse un cambio en la pigmentación de la piel.

Estos son los tratamientos aceptados para las quemaduras de segundo grado:

  • Poner la piel bajo el agua fría durante 15 minutos o más
  • Tomar analgésicos de venta libre
  • Aplicar una crema antibiótica a las ampollas para evitar que se infecten

Al igual que en el caso de las quemaduras de primer grado, deben evitarse las bolas de algodón al tratar la quemadura. Debe acudir a los servicios médicos si la quemadura afecta a una zona amplia o está en las siguientes partes del cuerpo:

  • Cara
  • Manos
  • Glúteos
  • Ingle
  • Pies

Quemaduras de tercer grado

Las quemaduras de tercer grado son las más graves. Causan un gran daño que incluye todas las capas de la piel. Las quemaduras de tercer grado a menudo no se sienten, ya que el daño puede afectar a los nervios, lo que hace que el individuo se sienta entumecido.

Dependiendo de la causa y la gravedad de la quemadura de tercer grado, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • La piel puede tener un aspecto ceroso y blanco
  • La piel puede parecer carbonizada
  • La piel puede adquirir un color marrón oscuro
  • La piel se vuelve abultada y correosa
  • La piel tiene ampollas que no se desarrollan o revientan completamente

Las quemaduras de tercer grado suelen causar graves cicatrices y contracturas, que es el endurecimiento de los músculos y tendones. A diferencia de las quemaduras de primero y segundo grado, las de tercer grado no tienen un plazo en el que la piel deba curarse.

Llame siempre al 911 inmediatamente después de un accidente que cause una quemadura de tercer grado. Únicamente debe utilizarse un tratamiento médico profesional para tratar la quemadura, ya que pueden producirse daños importantes en los nervios, músculos y tendones. No se desnude, pero asegúrese de que no hay ropa pegada a la quemadura. Además, si es posible, eleve la lesión por encima de su corazón.

¿Qué Debo Hacer si Sufro una Quemadura por Accidente?

Hay varios pasos que debe dar después de haber sufrido una lesión por quemadura debido a un accidente. Son los siguientes:

  • Detenga la quemadura: su primera prioridad debe ser detener el origen de la quemadura. Por ejemplo, si se trata de una quemadura química, asegúrese de enjuagar la piel con agua fría para evitar daños mayores.
  • Evalúe su lesión: dependiendo de la gravedad de su lesión, deberá aplicar tratamientos caseros (para las quemaduras de primero y segundo grado) o buscar atención médica inmediatamente para las quemaduras más graves.
  • Tome fotos del lugar del accidente y de las posibles lesiones: si puede, haga fotos del lugar del accidente y de las lesiones que sufrió. Éstas, junto con los expedientes de sus tratamientos médicos, podrán trazar una imagen clara de lo sucedido y de lo que habrá que hacer para garantizar que pueda recuperarse con éxito.
  • Comuníquese con un abogado con experiencia en lesiones por quemaduras: las quemaduras graves pueden dar lugar a la necesidad de tratamiento médico, pérdida de tiempo de trabajo y sufrimiento emocional. Tener a su lado un abogado con experiencia en lesiones por quemaduras puede asegurar que usted obtenga la compensación que merece para ayudar a su recuperación.

El Equipo de Lesiones Personales que Lucha por Usted

Cuando usted o un ser querido ha resultado lesionado en un accidente debido a la negligencia de otra parte, puede confiar en el equipo de Hernandez Law Group, P.C. para estar a su lado. Estamos orgullosos de representar a las personas trabajadoras de Dallas, Abilene y Amarillo, guiándolas a través del proceso de litigio y asegurándonos de que sus voces sean escuchadas. Trabajamos duro para ayudarle a obtener la compensación que merece mientras se centra en recuperarse de su lesión. Comuníquese con nuestro equipo hoy mismo para obtener más información sobre nuestros servicios o para programar una consulta sin compromiso con uno de nuestros abogados.