A un trabajador industrial le vendan los brazos armados, con las palabras, los peores accidentes industriales.

available in: English Español

La revolución industrial provocó cambios acelerados en los Estados Unidos. Fue necesario promulgar nuevas leyes para proteger a los trabajadores, mejorando las condiciones de trabajo y estableciendo los derechos de los trabajadores. A pesar de estos esfuerzos, todos los días se producen accidentes industriales graves.

Los accidentes industriales suelen ser catastróficos. A menudo tienen un efecto permanente sobre los trabajadores, el medio ambiente y las personas que los rodean. Este artículo presenta los cuatro peores accidentes industriales: la explosión de la planta de T.A. Gillespie Company, la explosión de la refinería de Texas City, la gran inundación de melaza y la explosión de la planta de West Fertilizer.

Explosión de la planta de carga de proyectiles de la T.A. Gillespie Company

El 4 de octubre de 1918, en Sayreville, Nueva Jersey, todo parecía ir bien en la fábrica de municiones más grande del mundo. La planta de carga de proyectiles de la T.A. Gillespie Company era conocida en todo el mundo por sus proyectiles militares de calidad superior. De hecho, esta planta fue responsable de proveer el 10% de los proyectiles usados por las fuerzas americanas en el Frente Europeo durante la Primera Guerra Mundial.

Al acercarse la noche de ese frío día de octubre, el TNT fundido se vertía en proyectiles de 153 m para completar uno de los envíos de producto final del día. El calor del TNT encendió uno de los proyectiles, lo que provocó un incendio que envolvió los vagones de carga cercanos cargados con cientos de otros proyectiles. El fuego provocó la explosión de los proyectiles, lo que dio lugar a más incendios y explosiones que duraron más de dos días.

Más de 30 millones de libras de explosivos estallaron entre el 4 y el 6 de octubre de 1918, lo que provocó que 300 edificios, incluidas las casas cercanas, quedaran arrasados. El costo total de los daños fue de 18 millones de dólares, y cien personas murieron, lo que llevó a que este fuera uno de los peores desastres industriales en la historia de los Estados Unidos.

Explosión de la refinería de Texas City

El 23 de marzo de 2005 en Texas City, los trabajadores de BP regresaron a su trabajo después de la hora del almuerzo. Al ser la tercera refinería de petróleo más grande de los Estados Unidos, la refinería de BP en Texas City era responsable del 3 % del suministro de gas de la nación, donde se procesaban 433,000 barriles de petróleo crudo al día.

Como resultado de un mal funcionamiento con varios indicadores de nivel, se produjo un sobrellenado de un tambor interceptor, lo que provocó que los hidrocarburos concentrados a nivel del suelo se dispersaran por toda la zona. Las autoridades de BP pidieron que se apagaran todas las máquinas, pero ya era demasiado tarde. Una explosión causada por el gas inflamable que entró en el motor de un camión a diésel cercano provocó 15 muertos y 100 heridos. Los daños fueron muy grandes y BP terminó pagando millones en compensación a sus empleados después de aceptar la culpa por no haber seguido las precauciones de seguridad adecuadas.

La gran inundación de melaza

En 1919, existía una gran demanda de melaza en los Estados Unidos. Los industriales se dieron cuenta de que este tipo de alcohol podía ser útil en varias industrias diferentes, incluyendo la industria de los combustibles.

En enero de ese año, un gran tanque que transportaba dos millones de galones de melaza se desplazaba por Boston, Massachusetts. La disminución de la temperatura exterior hizo que el metal se debilitara, que la presión se acumulara y que el contenedor explotara. Esto envió una ola de melaza a las calles, aplastando edificios y atrapando caballos y personas. Debido a las bajas temperaturas, la melaza no se extendió como lo haría normalmente, haciéndola más espesa. Las personas atrapadas en la melaza murieron por asfixia o fueron aplastadas por el peso del líquido y los escombros. El número total de muertos fue de 21, y se reportaron 150 personas heridas por el evento.

Explosión de la planta de West Fertilizer

El desastre industrial más reciente ocurrió el 17 de abril de 2013, en West, Texas. En las últimas horas de la tarde, se informó de un incendio en la planta. Veinte minutos después de la llamada, la planta explotó cuando las llamas entraron en contacto con los productos químicos inflamables que había dentro. La explosión resultante estalló con la fuerza de entre 8 y 10 toneladas de TNT y dejó un cráter de 93 pies de diámetro.

La explosión se extendió, destruyendo entre 60 y 80 casas cercanas y un edificio de apartamentos de 50 unidades. Entre 50 y 75 casas más resultaron dañadas, así como una escuela secundaria, un asilo de ancianos cercano y la Estación de Ambulancias de Voluntarios de West. 15 personas murieron en la explosión y otras 150 resultaron heridas. Todavía se desconoce la causa del incendio, aunque algunas autoridades sospechan que fue provocado.

Cuando un desastre ocurre en su trabajo debido a un accidente, usted puede ser elegible para recibir compensación por daños y gastos médicos. No debería tener que enfrentar por sí solo las consecuencias de un accidente laboral; contacte a los abogados de lesiones laborales de Dallas de Hernandez Law Group, P.C. Juan Hernandez está certificado por la Junta para ejercer el derecho de lesiones personales, que solo el 2 % de los abogados de Texas ejercen, y tiene años de experiencia en el litigio de casos de lesiones laborales. Contáctenos para hablar con uno de nuestros abogados expertos en lesiones personales.