Un jugador de fútbol americano está siendo revisado por una conmoción cerebral.

available in: English Español

Los traumatismos cráneoencefálicos (TCE) se han convertido en un tema cada vez más popular entre los equipos deportivos, las escuelas y las actividades recreativas. A medida que aumenta la necesidad de mejorar los equipos y las normas de seguridad, es importante entender qué es un traumatismo craneoencefálico, qué lo provoca y cuáles son las señales de que se ha producido uno.

¿Qué es un traumatismo craneoencefálico?

Los CDC definen un traumatismo craneoencefálico como “una alteración del funcionamiento normal del cerebro causada por un golpe, una sacudida o una lesión penetrante en la cabeza”. La gravedad de los traumatismos depende de la fuerza del impacto y puede ir de leve a grave. Los traumatismos craneoencefálicos pueden provocar un cambio en el estado mental de un individuo, provocar la pérdida de conciencia o producir amnesia. En los peores casos, puede provocar la muerte.

¿Qué causa un TCE?

Los traumatismos craneoencefálicos se han convertido en sinónimo de deportes y actividades recreativas, pero en realidad todo el mundo corre el riesgo de sufrir este tipo de lesión. Una mala caída, un accidente de auto, una herida de bala o incluso una agresión física pueden hacer que una persona sufra un traumatismo craneoencefálico.

Los TCE son el resultado del choque del cerebro con el interior del cráneo, lo que puede dar lugar a hematomas, desgarros de fibras nerviosas y hemorragias. Si el cráneo se fractura en el impacto, o si otro objeto extraño perfora el cráneo, puede penetrar en el tejido cerebral, lo que provocaría graves daños.

¿Cuáles son los síntomas de un traumatismo craneoencefálico?

Una persona que sufre un traumatismo craneoencefálico puede notar los síntomas de inmediato, otras pueden no notar nada hasta 24 horas después del incidente, y algunos síntomas pueden no surgir hasta unos días o semanas después. Esto hace que notar un traumatismo craneoencefálico sea increíblemente difícil, ya que algunas personas pueden no relacionar sus síntomas (que pueden ser desde sutiles hasta graves) con la lesión.

Los síntomas iniciales pueden pasar desapercibidos al producirse dentro del cerebro, como los hematomas y la hinchazón. El aumento de la presión en el cerebro debido a la hinchazón puede provocar daños en los tejidos y presión en los vasos sanguíneos, reduciendo su capacidad de suministrar al cerebro el oxígeno y los nutrientes adecuados.

Hemorragia interna

Uno de los mayores riesgos tras un traumatismo craneoencefálico es la hemorragia interna. Las señales de una hemorragia interna suelen ser sutiles, pero saber a qué atenerse puede ayudar a salvar la vida de una persona, ya que pueden indicar una lesión potencialmente mortal. Si se observan hematomas detrás de las orejas o alrededor de los ojos, hay que buscar atención médica de inmediato.

Otros indicios de un TCE grave son:

  • inconsciencia
  • convulsiones
  • vómitos repetidos
  • lenguaje mal articulado
  • agitación
  • pérdida de coordinación
  • debilidad en las extremidades o en las manos y los pies
  • pupilas dilatadas
  • fuertes dolores de cabeza
  • incapacidad para despertarse después de dormir

Otros síntomas de un TCE incluyen:

  • confusión
  • cambios de humor o de actitud
  • amnesia
  • dificultad con la memoria a corto plazo
  • incapacidad para recordar el accidente o antes del mismo
  • fatiga
  • dolores de cabeza persistentes
  • dolor persistente en el cuello
  • lentitud de pensamiento
  • lentitud en la lectura
  • acciones lentas
  • dificultad para hablar
  • cambios en el patrón de sueño, como dormir más o menos de lo habitual
  • mareos
  • distraerse con facilidad
  • aumento de la sensibilidad a la luz o a los sonidos
  • pérdida del sentido del olfato o del gusto
  • náuseas
  • zumbido en los oídos

Qué hacer si tengo un traumatismo craneoencefálico

Lo primero que debe hacer cuando sospecha que usted o un ser querido ha sufrido un traumatismo craneoencefálico es buscar atención médica de inmediato. Si ha sufrido un accidente de auto, un accidente deportivo o un incidente en el que se haya golpeado la cabeza, lo mejor es que se someta a una revisión tanto si siente los síntomas como si no. A veces, los síntomas no aparecen hasta unos días después.

Recuerde, si las acciones negligentes de otra persona causaron su accidente, los abogados de lesiones personales de confianza de Hernandez Law Group, P.C. pueden ayudarle a obtener la compensación que se merece. Nuestro equipo está dirigido por Juan Hernandez, que es uno del 2 % de los abogados de lesiones personales de Texas que está certificado por la Junta de Texas para la Ley de Lesiones Personales. Ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso para que podamos repasar los detalles de su caso y decidir qué acción sería la más conveniente para usted. ¡Póngase en contacto con el equipo que luchará por usted!