Un mazo en un escritorio con una escala legal.

available in: English Español

Tomar el ascensor es algo cotidiano para la mayoría de las personas. Ya sea para ir al trabajo, para ir de compras o para volver a su departamento, probablemente esté tan acostumbrado a estos ascensores que entra en ellos en “piloto automático”, y pasa el tiempo allí dentro escuchando la relajante música del ascensor mientras deja que sus pensamientos vuelen. Sin embargo, de vez en cuando, el pitido de los pisos que pasan se interrumpe repentinamente con una parada brusca. Las luces parpadean y el corazón da un vuelco cuando el ascensor se sacude y cae violentamente. Usted cae cuando el ascensor se detiene, golpeando su brazo contra el suelo e inmovilizándolo con su propio cuerpo. El dolor punzante le dice que tiene el brazo roto, y todo este accidente significa que tiene una demanda por responsabilidad civil de ascensor en sus manos.

Aunque los accidentes de ascensor no son comunes, estos ocurren. Ya sea por un mal mantenimiento, por un defecto de diseño o porque el propietario del edificio se negó a reparar el ascensor tras múltiples quejas, alguien es responsable de las lesiones y los daños que pueda causarle. Este artículo examina de cerca los accidentes de ascensor para determinar en qué parte de la ley de las lesiones personales se encuentran y cómo puede obtener una indemnización.

¿Qué es un ascensor?

En primer lugar, saber qué es lo que se entiende por “ascensor” es muy importante para los asuntos legales. Un tribunal comenzará cada caso abordando el tipo de ascensor y a partir de ahí si una parte diferente es responsable del accidente y si se concederá algún monto como compensación por los daños o lesiones. Si usted demanda debido a un ascensor defectuoso pero su caso no tiene técnicamente un ascensor, el caso en su conjunto podría ser improcedente.

Un ascensor, por definición técnica, es una jaula o cabina que se instala en un edificio, ya sea comercial o residencial, que se utiliza para el transporte vertical de personas o bienes. Hay tres tipos de ascensores:

Ascensor manual

Un ascensor manual es operado por un asistente para llevar a los pasajeros del ascensor a donde necesitan ir. Las puertas de estos ascensores se accionan de forma manual. Este tipo de ascensores se encuentra tradicionalmente en edificios antiguos, por ejemplo, los construidos antes de 1880.

Ascensores automáticos

El ascensor automático es el tipo más común y más reconocible en la actualidad. Estos ascensores no necesitan un asistente para funcionar y se pueden llamar con sólo pulsar un botón.

Escalera eléctrica

Las escaleras eléctricas también se engloban dentro del término “ascensor”, ya que las escaleras accionadas de forma electrónica cumplen el mismo propósito y función que los ascensores: llevar a las personas al siguiente nivel de un edificio. Aunque las escaleras eléctricas son lentas y tradicionalmente muy seguras, las prendas de vestir y el pelo pueden quedar atrapados en la cinta, lo que puede provocar lesiones graves.

Sufrí un accidente de ascensor, ¿quién es el responsable?

Los accidentes de ascensor entran en una categoría de reclamación por daños personales llamada negligencia. Los accidentes de ascensor se producen por la negligencia de una parte, ya sea el propietario del edificio que no lo hizo inspeccionar o el fabricante que no detectó una pieza defectuosa. La parte que será potencialmente responsable del accidente variará en función de si se puede demostrar que actuó de forma negligente y que su negligencia provocó su lesión. Esto es lo que hay que considerar o cumplir para responsabilizar a una parte:

  • La parte no cumplió con su deber de atención al lesionado
  • La negligencia provocó el accidente que causó lesiones a otro
  • El daño que sufrió el lesionado podría haberse previsto y evitado razonablemente si la parte negligente hubiera tenido más cuidado

¿Quién es potencialmente responsable de un accidente de ascensor?

Hay muchas partes diferentes que podrían ser responsables del accidente. Entre estos individuos se encuentran:

  • El propietario del edificio o inmueble
  • La empresa de mantenimiento de ascensores que fue contratada para inspeccionar o reparar el ascensor
  • El diseñador o fabricante
  • El instalador del ascensor
  • Los asistentes o empleados responsables del funcionamiento del ascensor (esto por lo general solo cuenta para los ascensores manuales)

¿Cuáles son los tipos de accidentes de elevador más comunes?

Los accidentes de ascensor no son comunes, pero ocurren. Estas son las demandas más comunes que hacen los particulares tras verse implicados en un accidente de ascensor:

  • La puerta del ascensor se cerró inesperadamente sobre un individuo
  • El ascensor sufrió una caída libre repentina o un movimiento rápido que provocó lesiones
  • Un individuo se cayó por el hueco de un ascensor abierto que no era fácilmente visible
  • El ascensor se quedó atascado entre plantas durante un tiempo considerable
  • Hubo un defecto en el diseño o la fabricación del ascensor o de las puertas

Los abogados de lesiones personales que pueden ayudarle a reclamar una indemnización

Si usted se lesionó en un accidente de ascensor y está buscando obtener una compensación por sus lesiones, los abogados de Hernandez Law Group, P.C pueden ayudarle. Entendemos que el proceso legal puede ser complicado, confuso y estresante. Concéntrese en su recuperación mientras nuestro experimentado equipo se centra en conseguirle la indemnización que merece. Póngase en contacto con nuestro equipo hoy para obtener más información o para programar una consulta gratuita y sin compromiso.