Muestra de piso mojado frente a una piscina.

available in: English Español

Conforme se acerca rápidamente el verano, también llega la anticipación y emoción de dar el primer salto en una refrescante piscina. Las piscinas son la opción preferida y el lugar perfecto para disfrutar la belleza de la naturaleza, mientras se huye del caliente sol de Texas. Sin embargo, si bien las piscinas son un lugar tentador y para pasarla bien, 25 segundos son suficientes para que un día de place en la piscina se convierta en una pesadilla. La principal causa de muerte no intencional de niños de 1 a 4 años son los ahogamientos, y muchos de esos casos ocurren en una piscina. Según la CDC, cerca de 390 de las muertes anuales en piscinas ocurren por ahogamiento.

Los abogados de responsabilidad de local de Hernandez Law Group, P.C. conocen los riesgos de nadar en una piscina. Estos riesgos siempre están presentes, pero pueden minimizarse en gran medida si se practica un protocolo adecuado y se siguen los procedimientos de seguridad de la piscina. Antes de que tú o tu familia se sumerjan en la piscina este verano, lee los siguientes consejos de seguridad en piscinas: 

Nunca dejes a un niño sin supervisión

Los niños menores de 13 años deben estar siempre acompañados de un adulto mientras estos se encuentren dentro o cerca del agua. Si hay varios adultos presentes, túrnense para ser el vigilante del agua oficial. Esta persona no debe estar leyendo, revisando sus mensajes o jugando con su teléfono o a las cartas. 

Esta persona también debe de tener su teléfono cerca en todo momento en caso de una emergencia. Si tú o el vigilante del agua notan que un niño ha desaparecido, verifiquen primero en la piscina, ya que podrían haber caído sin poder salir. 

La presencia de un salvavidas no es excusa para evadir la responsabilidad de vigilar a tus hijos en la piscina. Si bien el salvavidas está capacitado para manejar emergencias en el agua, solo son una persona y no siempre pueden estar pendientes del menor. Si notas que algo anda mal o sientes que tú o tu hijo están en peligro, avisa al salvavidas inmediatamente, o al personal de emergencias en caso el salvavidas no esté disponible. En caso no puedes hacer esto de forma segura, trata de sacar al niño del agua para evitar que se ahogue. 

Verifica que tus hijos sepan nadar

Nadar no solo es una excelente actividad para divertirse y hacer ejercicio. También es una habilidad que puede salvar vidas. Inscribe a tus hijos en clases de natación para que sepan nadar correctamente y mantenerse tranquilos en el agua. Existen opciones gratuitas y de bajo costo para los padres que no cuenten con recursos suficientes para pagar a un entrenador profesional. Puedes encontrar estos programas en la YMCA de tu barrio, la filial de natación de Texas o el Departamento de parques y recreación. 

Aprende RCP para niños y adultos

Este no siempre es un requisito para trabajar, pero es esencial que todos sepan cómo realizar la RCP. Muchas veces los espectadores son la primera línea de defensa cuando hay una víctima de ahogamiento. Aprender a aplicar la RCP puede salvar la vida de tu hijo o de otra persona. Si cuentas con una certificación de RCP, verifica que esté vigente. Puedes encontrar clases de RCP en hospitales, centros comunitarios o a través de la Cruz Roja Americana de Texas en tu localidad. 

Asegúrate de que tus hijos sepan que no deben jugar cerca de los desagües

Nunca dejes que tu hijo juegue cerca de los desagües o salidas de succión de la piscina. Esto es especialmente cierto en las áreas poco profundas de la piscina o el spa. Si notas que una piscina o spa tiene una cubierta de desagüe rota, suelta o faltante, no ingreses a la piscina y notifica de inmediato al personal de la piscina.

El cabello, partes sueltas de la ropa de baño, joyas o extremidades pueden ser absorbidas por la abertura del desagüe. Esto puede provocar destripamiento, ahogamiento u otras lesiones graves. Cuando vayas a un spa, asegúrate de saber siempre dónde está el cierre de vacío de emergencia antes de entrar al agua. 

Si tienes una piscina, verifica que las cubiertas del desagüe cumplan con las normas

Según la Ley de seguridad en piscinas y spas, todas las piscinas de spas deben tener una cubierta contra atrapamiento puesta sobre el desagüe. Esto ayuda a prevenir lesiones graves o la muerte por quedarse atascado bajo el agua debido a la potencia de la succión del desagüe. Si tu piscina no cumple con este requisito, tu familia y amigos estarán bajo riesgo. 

Asegúrate de tener barreras de seguridad alrededor de la piscina 

Las piscinas se encuentran dentro de la doctrina del peligro atrayente. La doctrina del peligro atrayente responsabiliza a los propietarios por las lesiones que sufra un niño dentro de su propiedad, incluso si el niño es un intruso. Esto se debe a que los niños no tienen las mismas capacidades de razonamiento que un adulto y son incapaces de comprender las consecuencias de sus acciones cuando van a investigar algo que les interesa, como una piscina. Debido a esto, es necesario que las piscinas tengan al menos una cerca de 120 cm de altura alrededor y los niños no deben escalarla. La entrada debe tener cierre automático para evitar que los niños entren sin la supervisión de un adulto.

Los adultos deben enseñar a los niños a no intentar saltarse una entrada o cerca y a nunca meterse a una piscina sin que haya un adulto cerca. Asegúrate de que puedas ver tu piscina desde el interior de tu casa, así si un niño se mete a la piscina, podrás verlo fácilmente. Si tienes miedo de no advertir su presencia, siempre puedes instalar una alarma para el área de la piscina y dejar puesta la cubierta de la piscina cuando esté en funcionamiento.  

¿Tu hijo salió lastimado en un accidente en una piscina? 

Las lesiones en una piscina pueden rápidamente ocasionar una situación grave. Desde el mal funcionamiento de los dispositivos contra atrapamiento en el desagüe de la piscina, a piscinas que necesita una reparación urgente o salvavidas que no hacían su trabajo adecuadamente; es importante saber si las lesiones fueron consecuencia directa de una negligencia. El comprometido equipo de Hernandez Law Group, P.C. puede ayudarte a obtener la indemnización que te corresponde por el accidente de tu hijo, para que puedas lidiar con los gastos de recuperación. Con Juan Hernandez, que forma parte del 2 % de abogados certificados en casos de lesiones personales de Texas, nuestra experiencia y conocimientos pueden ayudarte a tener un caso sólido. Comunícate hoy con nuestro equipo para programar una consulta gratuita y sin obligación.