Un niño con un brazo enyesado.

available in: English Español

Las tiendas de comestibles son un salvavidas para los Estados Unidos. Dependemos de ellos para conseguir lo esencial como comida, agua, papel higiénico, toallas de papel y medicinas. Sin embargo, cuando entramos en una tienda de comestibles, muchas veces no pensamos en el potencial de accidentes que podrían ocurrir en los pasillos y en nuestras propias manos. Los accidentes dentro de las tiendas de comestibles son sorprendentemente comunes, desde los accidentes por resbalones y caídas hasta los incidentes con los carritos de compras. Estas condiciones peligrosas podrían eliminarse con el cuidado y la atención adecuados tanto del personal de la tienda de comestibles como de quienes compran en la tienda. ¿Le interesa saber de qué manera su viaje relámpago a la tienda de comestibles podría resultar en lesiones? ¡Nuestros expertos en responsabilidad de las instalaciones y expertos enresponsabilidad de productos tienen las respuestas!

Accidentes por resbalones y caídas

Según el National Floor Safety Institute (Instituto Nacional de Seguridad del Suelo), las tiendas de comestibles gastan, en promedio, 450 millones de dólares para defender las demandas de resbalones y caídas cada año. Los accidentes por resbalones y caídas pueden abarcar desde lesiones menores como un moretón o un rasguño hasta lesiones más graves como huesos rotos, traumatismo cerebrallesiones de la médula espinal. Esto puede provocar una recuperación de por vida, salarios perdidos y facturas médicas elevadas que pueden arruinar completamente la vida de un individuo.

¿Quién tiene la culpa de los accidentes por resbalones y caídas en las tiendas de comestibles?

Los casos de resbalones y caídas no son blancos o negros. A diferencia de los accidentes de auto, donde hay señales que pueden apuntar hacia una parte culpable obvia, los accidentes por resbalones y caídas no son necesariamente tan claros. Hay muchas cosas que pueden causar un accidente por resbalón y caída, como sustancias resbaladizas en el suelo, alguien que se tropieza con sus propios pies, que se topa con un obstáculo o una tabla del suelo rota, y más. Dependiendo de las circunstancias del incidente, el individuo que se cayó podría ser considerado responsable de su caso. Estos son algunos de los casos en los que es más probable que la parte lesionada sea declarada culpable:

●Entró en un área que estaba acordonada o que estaba marcada solo para empleados

Ignoró las señales de piso mojado

●     Se tropezó con sus zapatos

●No estaba prestando atención a dónde iba

Sin embargo, no siempre se encuentra a la parte perjudicada como culpable. En estos casos, a menudo el administrador o el dueño de la propiedad es el culpable del accidente por resbalón y caída:

●Áreas que tuvieron un derrame o que se acababan de limpiar y no tenían un letrero de piso mojado

●Zonas inseguras que no tenían la señalización adecuada

●Pasillos que tenían señales obvias de tablas de piso rotas o estanterías defectuosas que provocaban un ambiente peligroso

Accidentes con los carritos de compra

Los carritos de compra son una forma conveniente de llevar tanto a los niños como a los comestibles. Sin embargo, a pesar de la practicidad, un estudio realizado por el Hospital Nacional Infantil sugiere que los carritos de compras son una causa probable de lesiones.

El último estudio, publicado en la revista Clinical Pediatrics en 2011, muestra que la información de la sala de emergencias relacionada con las lesiones de los carritos de compras incluye lo siguiente:

●     Cerca de 24,000 niños cada año, entre 1990 y 2011, resultaron lesionados en accidentes de carritos de compras. Esto es más de 60 niños cada día.

●A pesar de las normas de seguridad voluntarias, el número de lesiones cada año siguió aumentando entre 1990 y 2011.

●Las lesiones en la cabeza causadas por caídas y golpes en el carrito de compras fue la demanda más común entre 1990-2011. La tasa de lesiones en la cabeza y conmociones cerebrales aumentó un 200% entre 1990-2011.

●Después de las lesiones en la cabeza, las lesiones de los tejidos blandos y las conmociones cerebrales son comunes cuando los niños sufren laceraciones o se les atasca un dedo, un pie o una mano en el carrito.

De los hallazgos se desprende claramente que el diseño y las normas de seguridad del carrito de compras pueden ser un poco deficientes. Los sistemas de sujeción rotos en el carrito de compras o las tapas de los asientos rotas pueden provocar lesiones muy rápidamente, como pellizcos o que el niño se suelte y caiga cuando el adulto no está mirando. Esto puede ser responsabilidad del dueño de la tienda por no cuidar adecuadamente el carrito o del fabricante del mismo. Un abogado especializado puede ayudarle a decidir quién es el culpable basándose en las pruebas de su caso.

Los abogados expertos de Hernandez Law Group, P.C. están más que dispuestos a sentarse con usted y discutir su caso. Entendemos lo traumático que puede ser estar involucrado en una lesión por un simple viaje a la tienda. Lucharemos duro para asegurarnos de que su familia reciba la compensación que se merece. Juan Hernandez es uno del 2 % de los abogados de Texas que está certificado por la Junta de Texas en derecho procesal de lesiones personales. Con un equipo tan conocedor como el nuestro, no hay manera de que podamos orientarlo a usted o a su familia en forma equivocada. Contacte a nuestro equipo hoy para más información o para programar una consulta gratuita y sin compromiso para revisar los hechos de su caso.