Un automóvil ha chocado con la parte trasera de un autobús escolar.

available in: English Español

Según la National Highway Traffic Safety Administration, 134 personas mueren cada año en accidentes relacionados con vehículos escolares. Es importante saber qué medidas adoptar si su hijo resulta lesionado en un accidente, a fin de obtener la compensación y la atención médica que su hijo merece. Estos son los pasos que puede tomar si su hijo sufre una lesión causada por un accidente de autobús escolar.

Busque atención médica

Después de un accidente, es posible que su hijo sienta que no está lesionado. Es de vital importancia que un profesional médico examine inmediatamente a su hijo. La adrenalina, causada por la repentina conmoción del accidente, puede disimular el dolor de una lesión que su hijo haya sufrido. Las lesiones, como las conmociones cerebrales, el latigazo cervical y las lesiones cerebrales, pueden no ser fácilmente aparentes, y la atención médica permite la oportunidad de documentarlas.

Tome nota del estado de salud de su hijo después del accidente

Los accidentes de autobús escolar pueden ser eventos horribles para su hijo. Es extremadamente importante que usted mantenga un registro de cualquier cambio médico o emocional en su hijo después del accidente. Esto no solo le ayudará a obtener la atención médica que su hijo necesita, sino que también ayudará a probar la legitimidad de su demanda. Esté atento a las siguientes condiciones:

  • Señales o quejas de dolor físico
  • Cambios de humor o de comportamiento
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Insomnio

Reúna información sobre el accidente

Cuando su hijo esté listo para discutir el evento, pregúntele los detalles. Su hijo puede hablarle del estado del interior del autobús y de las carreteras, así como del comportamiento del conductor del autobús y de los demás niños.

Es posible que un representante del distrito escolar se ponga en contacto con usted después del evento y le proporcione información sobre cómo pretende manejar el incidente la junta escolar. Asegúrese de hacer copias y guardar los documentos que le proporcionen.

Hable con otros padres o con cualquier testigo ocular del evento, y asegúrese de obtener su información y declaración. Esto será muy útil en el juzgado y puede mejorar de manera significativa su elegibilidad para reclamar una compensación.

Por último, conserve las fotografías que haya tomado en el lugar del accidente (por ejemplo, autobús, lugar del accidente, lesiones visibles en su hijo).

Cuide lo que diga

Es importante mantener cualquier discusión sobre el accidente entre el médico de su hijo y su abogado. El sistema escolar estará atento a una posible demanda, y cualquier cosa que diga podrá ser utilizada en su contra. Niéguese a reunirse, a firmar documentos o a hablar sobre el evento hasta que su abogado esté presente.

Contacte a un abogado de lesiones personales

El sistema escolar luchará a fondo para evitar una posible demanda, pero su hijo merece recibir la mejor atención médica y una indemnización por daños y perjuicios. Si su hijo ha estado en un accidente de autobús escolar debido a la negligencia del conductor del autobús o del sistema escolar, contacte a los abogados de lesiones personales de Hernandez Law Group, P.C. Hemos ayudado a muchos clientes a recibir la compensación que merecen. Juan Hernandez es uno del 2 % de los abogados certificados por la Junta de Texas en Leyes de Lesiones Personales. Contacte a Hernandez Law Group, P.C. hoy mismo y haga que usted y su hijo vuelvan al camino de la recuperación.