Un hombre habla por teléfono después de que otro vehículo

available in: English Español

Beber y manejar es una decisión peligrosa. El alcohol hace más lentos los reflejos de las personas, afecta su razonamiento e inhibe su capacidad de concentración. Cuando alguien decide manejar a casa después de beber, no solo pone en riesgo su propia vida sino también la de otros en la carretera. En caso deaccidente, se le podría acusar de conducir bajo la influencia del alcohol(DWI). Si los ocupantes del otro vehículo resultaran heridos, se podría presentar un cargo por agresión por intoxicación.

¿Qué es una agresión por intoxicación?

La sección 49.07 del Código Penal de Texas define la agresión por intoxicación como un accidente que provoca lesiones graves a otra persona, causado por la operación de un vehículo en una vía pública por un individuo que está impedido por el uso de alcohol o drogas. A diferencia de un DWI, la agresión por intoxicación solo se alega cuando un ocupante de cualquiera de los dos vehículos sufrió lesiones que afectaron su vida. Esto puede significar que el o los individuos sufrieron una desfiguración permanente, parálisis, una lesión cerebral traumática o que una parte u órgano del cuerpo resultó dañado hasta el punto de que su funcionamiento se vio gravemente obstaculizado o se detuvo por completo.

Se puede acusar a un individuo de DWI y de agresión por intoxicación por el mismo accidente.

¿Cómo se determina una agresión por intoxicación o un DWI?

Los accidentes automovilísticos pueden provocar respuestas emocionales muy fuertes en los individuos involucrados. Esto puede hacer difícil determinar si un individuo estaba intoxicado mientras manejaba. Debido a esto, a las personas que se sospecha que han estado intoxicadas mientras conducían se les pide que se sometan a una prueba de aliento o de sangre para determinar los niveles de alcohol o de drogas. Si se niegan o no lo hacen, se les puede acusar de delitos graves y pueden perder su licencia de conducir.

Estas pruebas a menudo se realizan en el lugar o inmediatamente después del accidente, después de que se hayan atendido debidamente las lesiones del conductor y de otras personas.

¿Se considera un delito grave una agresión por intoxicación?

Las agresiones por intoxicación se toman muy en serio en el estado de Texas y se consideran un delito grave de tercer grado. Sin embargo, dependiendo de la gravedad del accidente, este cargo se puede elevar a un delito de segundo grado.

¿Cuáles son las causas de que una agresión por intoxicación se convierta en un delito grave de segundo grado?

Se considerará delito grave de segundo grado cuando el hecho haya causado que la persona o personas lesionadas entren en estado vegetativo, o si la víctima era un oficial de la fuerza pública, un bombero o personal médico de emergencia que actuaba en cumplimiento de su deber.

¿Cuáles son las consecuencias de una agresión por intoxicación?

Una agresión por intoxicación suele acarrear de 2 a 10 años de cárcel y una multa de hasta $10,000 dólares. Si se le acusa de un delito grave de segundo grado, cabe esperar que reciba una sentencia de prisión de 2 a 20 años junto con una multa de $10,000 dólares.

La primera infracción provoca también la suspensión de la licencia del individuo durante 90 días o un año. Si es su segunda infracción, la suspensión puede ser de hasta dos años.

Los individuos acusados de agresión por intoxicación también pueden enfrentarse a lo siguiente:

  • servicio comunitario de hasta 1,000 horas;
  • participación obligatoria en un programa educativo aprobado sobre el alcohol o las drogas; y/o
  • altos costos y honorarios judiciales.

Justicia para las víctimas

No solo la vida del conductor se ve alterada debido a sus acciones imprudentes. Las víctimas de estos delitos por imprudencia nunca serán las mismas. Los altos costos médicos, el tiempo perdido en el trabajo, el daño emocional y la pérdida de disfrute en la vida pueden tener un gran impacto no solo en la víctima sino también en sus familias.Hernandez Law Group, P.C. se dedica a asegurar que estas personas reciban la compensación que merecen por los daños y gastos médicos. Nuestro despacho de abogados opera bajo el esquema“no se gana, no se cobra”, lo que garantiza que nuestros clientes estén protegidos de los riesgos que pueden surgir al buscar una compensación.Comuníquese con nuestro equipo hoy para programar una consulta gratuita sin compromiso.