Un abogado sentado en su escritorio con mazo, balanza legal y computadora.

available in: English Español

Los accidentes provocados por un producto defectuoso pueden ser muy graves. No sólo tiene que hacer frente a las facturas del hospital y a los daños, sino que puede tener dudas sobre si debe presentar una demanda contra el fabricante o no. Hay tres categorías de responsabilidad del producto en las que puede clasificarse su caso particular: defecto de diseño, defecto de fabricación o falta de advertencia. Comprender estas categorías puede ayudarle a sentirse más seguro sobre su reclamación. Esto es lo que debe saber sobre cada tipo de responsabilidad por productos defectuosos:

Defectos de diseño

Las demandas de responsabilidad del producto por defectos de diseño se basan en la afirmación de que el producto se fabricó de acuerdo con el diseño, pero había un defecto en el mismo. Este tipo de responsabilidad del producto es normalmente más fácil de demostrar o probar porque no es sólo un producto el que estaba defectuoso, sino toda una línea de productos. Los tipos más comunes de defectos de diseño que han ocurrido en los últimos años son los siguientes:

  • Defectos en un vehículo, ya sea con la explosión prematura de la bolsa de aire o con la tendencia del auto a volcarse por ser demasiado pesado en la parte superior
  • Defectos en una línea de mantas eléctricas que electrocutaron al usuario al encenderlas
  • Defectos en una línea de baterías de teléfonos celulares que provocaban que explotaran al sobrecalentarse

Otro ejemplo de un caso de responsabilidad del producto que llegó a los tribunales es el caso del Ford Pinto 1970. Las colisiones traseras con el Pinto, incluso a baja velocidad, hacían que el combustible se encendiera y el auto estallara en llamas. Se descubrió que no se realizaron las pruebas de colisión adecuadas sino hasta varios meses después de que el auto ya estaba en el mercado. Veintisiete personas murieron y varias más resultaron heridas.

Probar la responsabilidad del producto por un defecto de diseño

Cuando se trata de llevar a los tribunales un caso de responsabilidad del producto por defectos, hay algunas cosas que debe saber: 1) tiene que haber pruebas de que hubo un defecto en el producto que causó el accidente, y 2) tiene que demostrarse que el accidente por el defecto de diseño provocó lesiones. En otras palabras, si usted utiliza un producto correctamente pero está mal diseñado y, por lo tanto, le causa lesiones, puede tener un caso de responsabilidad del producto por defectos.

Cuando se trata de defectos de diseño en los autos que se ponen de manifiesto en un accidente, puede ser una situación difícil de probar. Por eso necesita un equipo de abogados con experiencia que le respalde para ayudarle a obtener la indemnización que merece y reunir las pruebas adecuadas para demostrar que su lesión fue causada por el defecto del vehículo.

Defectos de fabricación

Las demandas por responsabilidad del producto por defectos de fabricación se generan cuando el producto se diseña de forma segura, pero no se produce o ensambla correctamente durante el proceso de fabricación. Esto suele ser el resultado de las siguientes condiciones:

  • Una máquina que no produce partes con las especificaciones adecuadas
  • Una pieza de maquinaria se rompe y libera fragmentos de metal en el producto
  • Los trabajadores no siguen las instrucciones de montaje correctas

Uno de los casos más conocidos de responsabilidad del producto por defectos de fabricación fue el de Blue Bell en 2015. El equipo que Blue Bell utilizaba para fabricar sus helados se contaminó con listeria, lo que provocó que sus helados también se contaminaran. Diez personas enfermaron debido a este brote de listeria, tres de las cuales fallecieron.

Probar la responsabilidad del producto por un defecto de fabricación

Para demostrar que se trata de un defecto de fabricación, tiene que ser capaz de mostrar pruebas de que su accidente fue causado por el defecto y no por sus propias acciones. Por ejemplo, si una bicicleta se fabricó sin que los frenos estuvieran bien conectados y usted sufre un accidente, hay que demostrar que la falta de frenos causó el accidente y no el mal manejo de la bicicleta.

Falta de advertencia

En un caso de responsabilidad del producto por falta de advertencia, el fabricante no advirtió debidamente o no proporcionó el etiquetado adecuado sobre los peligros de un producto. Esto puede incluir:

  • Un juguete para niños con piezas pequeñas que no esté etiquetado con riesgo de asfixia
  • Medicamentos que no enumeran todos los efectos secundarios
  • Un producto químico que no advierte de los peligros de su inhalación

En la década de 1990 se presentó un caso de falta de advertencia contra Glade & Grove Supply, Inc. El demandante alegó que la empresa no había advertido adecuadamente que uno de los tractores debía tener un pasador de bloqueo colocado cuando viajaba a altas velocidades. Esta omisión de advertencia provocó la muerte de Daniel Brown.

Probar la responsabilidad del producto por falta de advertencia

En un caso de falta de advertencia, el demandante debe ser capaz de demostrar que la etiqueta de advertencia carecía de la advertencia adecuada sobre los peligros del producto. Incluso si el fabricante intentó advertir sobre un peligro inherente al producto, una redacción confusa o una colocación inadecuada de la etiqueta pueden hacer que el caso se otorgue a favor del demandante. El demandante también debe probar que la falta de advertencia causó sus lesiones.

El equipo lo respalda

Si sufrió lesiones por un producto defectuoso, el equipo de Hernandez Law Group, P.C puede ayudarle. Juan Hernández es uno de los pocos abogados certificados en lesiones personales en Texas, por lo que está altamente calificado para tomar su caso. Nuestro equipo luchará duro para obtener la compensación que usted se merece. Póngase en contacto con Hernandez Law Group, P.C. hoy mismo para una consulta gratis y sin compromiso o para obtener más información sobre casos de responsabilidad del producto.