available in: Español English

La mayoría de las personas manejan un vehículo a motor en algún momento del día. Las responsabilidades llaman y hay que ponerse al volante y dirigirse a una variedad de destinos. Tanto si se trata de viajes al trabajo, al supermercado, a la escuela, a la consulta del médico, etc., generalmente no pensamos en ellos como algo peligroso.

Sin embargo, las carreteras de Texas no son ajenas a los accidentes. Uno de cada cinco accidentes en las carreteras de Texas es causado por manejar distraído. En 2020, los accidentes por manejar distraído supusieron 367 muertes y 2,205 lesiones graves.

Cuando la mayoría de la gente piensa en el hecho de manejar distraído, suele tener la imagen estereotipada de una persona hablando por teléfono o cambiando la radio. Tal vez algunas personas piensen en un padre que corrige a su hijo en el asiento trasero o en un operario de un vehículo de trabajo que come y maneja al mismo tiempo. Si bien estas son ciertamente algunas de las principales causas de manejar distraído, hay una más en la que la gente no suele pensar: manejar mientras está enferma.

En este artículo, los abogados especializados en accidentes de auto de Hernandez Law Group, P.C . han analizado en profundidad cómo manejar estando enfermo puede afectar a sus habilidades motoras y provocar un accidente. Esto es lo que debe saber para mantenerse a salvo:

¿Conducir Estando Enfermo se Considera Conducir Distraído en Texas?

Un médico sosteniendo una botella de medicina.

En el Estado de Texas, conducir mientras se está enfermo se considera conducir distraído. Dependiendo de la enfermedad que padezca, su tiempo de reacción puede reducirse significativamente, puede sentirse somnoliento y su capacidad de concentración se ve gravemente afectada.

Aunque manejar hasta la consulta del médico o la farmacia estando enfermo puede parecer lo más responsable, no lo es. Cada vez que desvía su atención de la carretera, estará conduciendo distraído y esto aumenta enormemente el riesgo de sufrir un accidente

Por ejemplo, estornudar le obliga a cerrar los ojos y, aunque sólo sea por un breve segundo, eso es todo lo que necesita para perder el control del auto. En el caso de las enfermedades más graves, estornudar varias veces seguidas puede hacer que se pierda información importante durante un corto espacio de tiempo.

Esto puede incluir no ver que el coche de delante se ha detenido, que hay un paso de peatones o que el coche de al lado se incorporó a su carril.

Los Efectos de Ciertos Medicamentos Pueden Empeorar su Manejo

Hay una gran variedad de medicamentos en el mercado para ayudar a las personas a manejar los síntomas de su enfermedad. Aunque estos medicamentos nos ayudan a sentirnos mejor, muchos vienen con una etiqueta de advertencia sobre el manejo de un vehículo o maquinaria. Incluso en el caso de los medicamentos que no llevan esta etiqueta de advertencia, como las medicinas para el resfriado, sus efectos pueden alterar su conciencia o su comportamiento al volante de un auto.

Por ejemplo, uno de los principales medicamentos para reducir la congestión nasal, Sudafed, tiene algunos efectos secundarios que pueden ser peligrosos para los conductores. Estos efectos secundarios incluyen los siguientes:

  • Nerviosismo
  • Inquietud
  • Mareos
  • Ansiedad
  • Frecuencia cardíaca elevada
  • Alucinaciones

Incluso otros medicamentos aparentemente inofensivos, como Dayquil y Nyquil, pueden provocar somnolencia. Esto aumenta las posibilidades de que el conductor se quede dormido al volante y provoque un accidente.

Evite Conducir con las Siguientes Enfermedades o Condiciones Médicas

Un Mazo Está en un Escritorio Frente a una Estantería.

Las enfermedades requieren descanso para que la mayoría de las personas puedan combatirlas con éxito y mejorar. Si está resfriado o tiene gripe, no debería conducir. Aunque piense que se trata de un resfriado leve, la decisión de ponerse al volante puede aumentar las posibilidades de sufrir una lesión.

Haga siempre lo más responsable y quédese en casa mientras esté enfermo. Si no puede quedarse en casa o necesita ir a algún sitio, como al médico, pida a un ser querido o a un amigo que lo lleve. No maneje usted mismo.

Estas son algunas de las enfermedades con las que debe evitar conducir si es posible:

  • Gripe
  • Resfriado
  • COVID-19
  • Gastroenteritis
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Náuseas matutinas
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Glaucoma
  • Degeneración macular asociada a la edad
  • Alergias graves (si sus alergias son tan graves que le impiden ir al trabajo, no se ponga al volante de un auto)
  • Apnea del sueño
  • Síncope
  • Afecciones cardíacas como la fibrilación auricular
  • Epilepsia

Una regla básica para decidir si está lo suficientemente bien como para ponerse al volante de un vehículo es hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Mi enfermedad o condición me impide trabajar? (Si es así, no maneje).
  • ¿Se sabe que los medicamentos que estoy tomando para mi enfermedad o dolencia ralentiza el tiempo de reacción, provoca mareos, me produce somnolencia o alucinaciones? (Si es así, no maneje).
  • ¿Tengo la posibilidad de llamar a un ser querido o a un amigo para que me lleve a mi cita o al médico? (En caso afirmativo, esta puede ser una mejor opción para usted)

Manejar Mientras se Está Enfermo se Considera una Negligencia

Si un individuo se pone al volante de un coche y sufre un accidente, puede ser considerado responsable de los daños. Manejar estando enfermo se considera una negligencia porque el conductor decidió voluntariamente subirse al auto y manejar, aun sabiendo que estaba enfermo. Si usted sufrió lesiones en un accidente con un conductor que estaba enfermo, necesita llamar hoy mismo a los abogados de accidentes automovilísticos de Hernandez Law Group.

Nuestro equipo luchará arduamente para asegurar que usted obtenga la compensación que merece. Luchamos para defender sus derechos, llevar a las partes responsables ante la justicia y le ayudamos en su camino hacia la recuperación. Si desea hablar con un miembro de nuestro personal sobre su caso, póngase en contacto con nuestro equipo para programar una consulta gratis y sin compromiso.

Más recursos: