Un automóvil ha chocado por detrás con un autobús comercial.

available in: English Español

La conducción forma parte del día a día de muchos ciudadanos en los Estados Unidos. Ya sea para ir a trabajar, llevar a los niños a la escuela o visitar a nuestros seres queridos, gran parte de nuestras vidas la pasamos a bordo de un vehículo. Si bien es una actividad cotidiana, también es una de las más peligrosas. Según el Departamento de Transporte de Texas, el 2018, cada dos horas y 24 minutos una persona fallecía en un accidente automovilístico, y cada 58 segundos se reportaba un choque. 

La conducción defensiva comprende una serie de estrategias de conducción cuyo objetivo es identificar posibles peligros y luego manejarlos a través de decisiones bien informadas. Estas decisiones toman en cuenta las condiciones de la vía y el entorno a fin de que el conductor pueda conducir su vehículo de forma segura. ¿Quieres saber cómo puedes ser un conductor defensivo y reducir tus probabilidades de sufrir un accidente? Sigue los pasos a continuación que los abogados de accidentes automovilísticos de Hernandez Law Group, P.C. tiene para ti. 

Consejo 1: Planifica

Antes de siquiera colocar un pie en tu vehículo, asegúrate de tener información sobre el clima actual y las condiciones de la vía. Planificar tu viaje no solo te ahorrará tiempo y estrés, sino que también te permitirá tomar mejores decisiones al conducir. 

Por ejemplo, podrás tener tiempo extra para llegar a tu destino si está lloviendo, ya que las vías resbalosas prolongan la distancia de frenado. Manejar a velocidades más lentas también evitará que tu auto patine en la vía. El tiempo adicional que agregues a tu viaje te ayudará a no estresarte por llegar tarde o tomar decisiones mal aconsejadas para intentar llegar a tiempo. 

Consejo 2: Mantén los ojos en la vía

Recuerda mantenerte concentrado en la vía. Es fácil distraerse con los niños en el asiento trasero, el celular, el sistema GPS, la radio u otros dispositivos en el auto. Sin embargo, solo es necesario un segundo para que la situación a tu alrededor cambie y termine potencialmente en un accidente. 

Consejo 3: Sé consciente de lo que te rodea

Algunas veces otros conductores tomarán decisiones apresuradas para llegar a donde tengan que llegar. Por ejemplo, un auto puede meterse en tu carril en la carretera interestatal, y obligarte a tomar una decisión rápida. Al vigilar a los autos a tu alrededor, puedes predecir mejor cuando otro conductor pueda tomar una mala decisión que ponga a ambos en peligro. Observa las llantas para saber hacia dónde van los autos a tu alrededor. Además, mira siempre a ambos lados antes de cruzar en una intersección para protegerte de las personas que se pasen la luz. 

Recuerda que el objetivo final de la conducción defensiva es anticipar un problema potencial y saber cómo reaccionarías si algo así sucediera. Al ser proactivo y saber dónde se encuentra el peligro, te darás más tiempo para reaccionar y prevenir accidente. 

Consejo 4: Mantén una distancia de dos autos frente a ti

Si dejas una distancia de al menos dos autos entre tú y el conductor adelante tuyo, tendrás el tiempo suficiente para desacelerar en caso la otra persona pise el freno. También es buena idea frenar con anticipo antes de cada luz roja, cuando veas autos adelante que bajen la velocidad, y antes de las señales de alto. Esto te da más tiempo en caso otro conductor se meta adelante tuyo de forma intempestiva. 

Consejo 5: Evita la furia al volante

El fácil perder el control en la vía cuando otro conductor pone a tus seres queridos y a ti en peligro. Sin embargo, es importante que mantengas la calma y no dejes que la mala conducta de otros te haga tomar malas decisiones. Muchos accidentes que se pueden evitar ocurren porque alguien se enfadó por la forma de manejar de otro conductor. 

¿Has sufrido un accidente? 

La conducción defensiva tiene como objetivo mantenerte a salvo de otros conductores y de malas condiciones en la vía. Sin embargo, incluso el conductor más preparado puede terminar en un accidente, a pesar de haber tomado todas las precauciones. Si has sufrido un accidente, podrías tener derecho a una indemnización económica por daños y perjuicio. Comunícate con Hernandez Law Group, P.C. para programar una asesoría gratuita y sin compromiso con nuestros abogados expertos.