Un pasaporte, un mazo y una bandera estadounidense.

available in: English Español

En 1882, el Congreso estableció la regla de la carga pública. Esta limitaba la aprobación de visados y negaba la entrada a los Estados Unidos si había pruebas que demostraran que un inmigrante podía convertirse en una carga pública. La carga pública se refiere a un individuo que necesita asistencia social. Sin embargo, este término no se definió específicamente en su momento, lo que provocó una confusión masiva y la prohibición de entrada a los individuos de manera injusta.

La regla de la carga pública actual

Los beneficios públicos se crearon para dar a las personas que sufren dificultades financieras la capacidad de sobrevivir mientras tratan de volver a ganarse la vida. Sin embargo, el hecho de que un individuo reciba beneficios públicos no significa necesariamente que sean una carga pública.

El 24 de febrero de 2020, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos implementó la regla de la carga pública. Esta nueva enmienda a la regla de la carga pública da una definición más clara de lo que significan los beneficios públicos y cuántos harán que un individuo sea una carga pública. Esta nueva enmienda a la regla de la carga pública entró en vigor el 24 de febrero de 2020, y todas las solicitudes presentadas en o después de la fecha tendrán que cumplir con este cambio.

Este requisito también establece que los inmigrantes que quieran prolongar su estancia o solicitar laciudadanía deben poder demostrar que desde que obtuvieron su visado o su tarjeta de residencia, no han recibido ningún beneficio público.

¿Por qué se creó la regla de la carga pública?

La regla de la carga pública se estableció en la creencia de que los inmigrantes necesitan poder ser autosuficientes y/o tener un patrocinador que los apoye financieramente. Por eso, no tienen la necesidad de contar con beneficios públicos. Cualquierinmigrante que no pueda proporcionar evidencia que demuestre que no se convertirá en una carga pública, es probable que su solicitud sea denegada.

Exenciones de la regla de la carga pública

Es muy importante tener en cuenta las excepciones a esta regla:

Los ciudadanos de los Estados Unidos que están emparentados con un no ciudadano cuando un individuo de una familia es ciudadano de los Estados Unidos y su pariente no lo es. El ciudadano de los Estados Unidos, independientemente del tiempo que lleve siendo ciudadano, puede solicitar beneficios públicos sin que se le aplique la regla de la carga.

Los inmigrantes de casos especiales también están protegidos contra la posibilidad de ser considerados como una carga pública. Esto incluye a las personas que son refugiadas o a las que se les ha concedido asilo. Por ejemplo, los afganos e iraquíes que tienen visados especiales para inmigrantes están exentos de esta regla. También están exentos los individuos que han sido víctimas de trata de personas o de delitos que solicitan asilo o están siendo protegidos por el Gobierno de los Estados Unidos. Las personas que solicitan la admisión en el país a través de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer también están exentas de ser consideradas una carga pública. Además, están exentos los inmigrantes menores de 18 años y aquellos a los que el Departamento de Seguridad Nacional les ha concedido una exención.

Beneficios públicos que no entran en la regla de la carga pública

Así como hay exenciones individuales de la regla, también hay beneficios públicos especiales que no cuentan en contra de los inmigrantes. Estos son los siguientes:

Los miembros del servicio militar de los Estados Unidos, ya sean extranjeros o ciudadanos de los Estados Unidos, podrán utilizar los beneficios públicos sin ser considerados como una carga pública. Esto incluye a los individuos enlistados en las fuerzas armadas de los Estados Unidos, tanto los que están en servicio activo como los que están en cualquiera de las reservas. También protege a los cónyuges e hijos de los miembros del servicio militar de los Estados Unidos.

Los niños que han sido adoptados o que han nacido de ciudadanos de los Estados Unidos, incluso si han nacido fuera de los Estados Unidos. El DHS (Departamento de Seguridad Nacional) permitirá que estos niños reciban beneficios públicos, ya que estarán adquiriendo la ciudadanía estadounidense. Esto incluye incluso a los hijos de ciudadanos estadounidenses que actualmente viven y nacieron fuera del país.

Los beneficios médicos públicos, como Medicaid, tampoco se considerarán para la regla de la carga pública, siempre y cuando:

●     Los beneficios se usen para tratar condiciones médicas de emergencia.

●     Los beneficios se usen para ayudar en los servicios y prestaciones proporcionados a aquellos en relación con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades.

●     Los beneficios se usen para los servicios escolares proporcionados a las personas de edad o menores de edad elegibles para la educación secundaria.

●     Las personas que reciben los beneficios son menores de 21 años.

●     Las mujeres embarazadas podrán recibir los beneficios dentro de los primeros 60 días de su embarazo y en el último día.

La regla de la carga pública puede sonar confusa al principio, pero si está buscando inmigrar a los EE. UU., extender su visa o ajustar su estatus, el equipo comprometido de Hernandez Law Group, P.C. puede ayudar. Nuestro equipo le ayudará a orientarse a través de los diferentes pasos del sistema de inmigración y se asegurará de que se sienta cómodo y entienda el proceso. Para más información o una consulta, ¡comuníquese con nuestro equipo hoy!